Cuadro retrato de Martina

Los papis de Martina querían un retrato de la peque para regalárselo a su abuela, pero teníamos un problema: a la niña no le gustan nada las fotos.

Las poquitas fotos que había conseguido su madre no tenían la calidad suficiente para poder pintar un cuadro de ellas así que necesitábamos fotos nuevas.

Quedamos en un parque cercano y al más puro estilo paparazzi, aproveché que la niña estaba distraída con los columpios y le hice unas cuántas fotos.

¡No os creáis que fue tan fácil! Martina se dio cuenta de que yo andaba por allí y cada vez que me veía cerca se daba la vuelta o me miraba muy sería y me decía:-¡FOTO NO!

🙂

cuadro_retrato_moderna_niña_parque_pintad0_mano_la_que_pinta (3)
Retrato de Martina, pintura acrílica sobre lienzo, 100×50 cms.