Mural decorativo en pared de pizarra

Mural decorativo en pared de pizarra pintado a mano

Ana ha reformado su casa y no quería desperdiciar su pared de pizarra.

La pared está justo a la entrada de su casa, en la cocina, y quería representar los momentos más importantes de su historia de amor.

Ana me envió una lista de cosas que definen a su familia: frases, fotos, incluso un pequeño vídeo de su pedida de mano.

Con todo ese material empecé a trabajar un mezcla de dibujos rápidos y frescos combinados con textos y frases.

Todo el mural se hizo a mano alzada con pintura al agua, de manera que si algún día decide cambiar de diseño sea fácil de limpiar.

Los murales pintados en pizarra son una nueva opción de decoración, muy moderna y que nos recuerda a las pizarras de la infancia.

Para tener uno basta con comprar pintura negra y elegir una pared bien iluminada o comprar una pintura de pizarra especial.

También existen láminas de vinilo efecto pizarra para poner sobre azulejos (¡yo tengo una desde hace 5 años y queda fenomenal!)

Y después de eso nadie mejor que La que pinta para crear un diseño a partir de tu lista de deseos.

Algo tan bonito como esto:

Lo ideal es tener en cuenta sólo los espacios visibles que no vayan a ser tapados con otros muebles.

También es una buena idea dejar espacios sin pintar para poderlos usar con tizas normales. En este diseño, todo el espacio de la luna está pensado para que el peque pueda dibujar sentado en el suelo.

El efecto es súper moderno y recuerda a los bares y restaurantes de moda del momento.

Los murales en pizarra suelen hacerse en una sesión y la pintura no deja olor ni residuos.

Otra buena idea son los murales de pizarra en habitaciones infantiles para que los niños puedan cumplir su sueño de pintar en la pared.

Si te ha gustado el mural de pizarra de Ana y quieres tener uno,

info@laquepinta.com